La Hostelería: la fuente de empleo más activa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
        Revisando los datos de Semana Santa y esperando que el verano sea bueno en cuanto a datos turísticos, puede afirmarse que la Hostelería es el sector que más empleos crea en nuestros país. Como reza el título de un reciente artículo que hemos encontrado en la sección de economía de El País, “si un sector tenía que tirar del carro, era la hostelería”.
cubiertos

 

Os dejamos con él:
En las últimas semanas hubo bofetadas para conseguir uno de los empleos en el macroutlet de La Roca del Vallès (Barcelona): 1.500 candidatos competían para 300 empleos. Lo mismo sucedía en el hotel Vela, ubicado en el barrio de la Barceloneta. Y Barcelona World, cuyas obras aún no han arrancado, ya ha recibido 1.500 solicitudes de empleo a través de las oficinas de empleo de la Generalitat. Los tres casos ilustran hasta qué punto el turismo es protagonista de la recuperación del mercado laboral.
 
      La caída del paro —concentrada en los servicios con 84.706 parados menos, el 75,9% del total— y el aumento de la contratación —la mitad copada por la hostelería— registrados durante el pasado mes de abril coinciden con las tardías vacaciones de Semana Santa, que este año han sido también el arranque de la temporada turística. La ocupación alcanzó el 76%, siete puntos porcentuales más que en 2013, en especial por el regreso del turismo doméstico. Los incrementos de afiliación y las caídas del paro son mayores en las provincias más turísticas, como Baleares, Huelva, Málaga o Barcelona.
De las nuevas contrataciones, la mitad las acaparó la hostelería. En total, 69.725, sumados los trabajadores autónomos y del régimen general. El número de afiliaciones de abril supone un repunte del 5,6% con respecto a marzo y del 4,6% frente al mismo mes de 2013, lo que equivale a 57.720 ocupados más. En total, el sector da trabajo a 1,32 millones de personas, lo que le convierte en el cuarto por detrás del comercio, la industria manufacturera y la sanidad. “Si un sector tenía que tirar del carro es este. Y además este año la Semana Santa ha sido tardía, lo que ha favorecido que se haya abierto la veda”, explica el profesor de Esade Francesc-Xavier Valls.
“Hay más inversión hotelera, más ocupación y eso supondrá más empleo”, señala un experto
Entre este mar de números está el rostro de Andrés Bouchih, de Barcelona. Tiene 24 años y hace tres semanas ha vuelto a trabajar tras cinco meses en paro. “Estoy contento, me siento afortunado y con muchas ganas, me encanta la atención al público”, sonríe. Su nuevo empleo es resultado del boom turístico que vive Barcelona, que cerró 2013 con un nuevo récord de visitantes extranjeros: 7,5 millones. Andrés trabaja en el Café Modernista, el restaurante de uno de los últimos atractivos de la capital catalana: el remodelado recinto del hospital de Sant Pau, a cuatro manzanas de la Sagrada Familia. El establecimiento cuenta con 40 mesas y dos salones y pertenece al Grupo Sagardi. El contrato de Andrés no es el único que ha hecho la empresa en las últimas semanas.
 
Juan Antonio Duro, catedrático de Economía de la Universidad Rovira i Virgili, recuerda que las afiliaciones a la Seguridad Social del sector turístico ya se están “comportando bien” desde 2009, cuando esta actividad se recuperó gracias a los viajeros extranjeros. Este año debe ir mejor. “Se prevé que sigan creciendo los principales mercados europeos, que suban algo los emergentes y, la principal diferencia, que lo haga el español”, apunta Duro. “Las previsiones son buenas”, abunda Ricard Santomà, director de la escuela de Turismo Sant Ignasi. “Hay más inversión hotelera, más ocupación y eso supondrá más empleo”, señala.
Otros sectores que dan oxígeno
A mucha distancia de la hostelería, durante el último mes los otros tres sectores que destacan son el comercio y los talleres y concesionarios (18.113 personas); actividades administrativas y servicios auxiliares (12.365); y las actividades sanitarias y de servicios sociales (5.222). Por provincias, en número de nuevas afiliaciones el mejor comportamiento es el de Baleares, con 32.463 en el último mes (un 8,9% más que en marzo). Le siguen Huelva (14.450), Barcelona (14.076), Madrid (11.161), Málaga (10.211) y Alicante (8.479). En este recorrido por zonas, llama atención que Canarias. Con un Turismo más desestacionalizado, registra un descenso de la afiliación de 655 personas.
Los datos de abril:  El 75,9% de la caída del paro se concentra en el sector servicios, con 84.706 parados menos.
La ocupación hotelera alcanzó el 76%, siete puntos porcentuales más que en 2013.
La hostelería acaparó 69.725 contrataciones, la mitad de todas las nuevas.
El sector da trabajo a 1,32 millones de personas, lo que le convierte en el cuarto por detrás del comercio, la industria manufacturera y la sanidad.
 
  En números absolutos, el mejor comportamiento de las contrataciones fue el de Baleares (32.463 contrataciones). Le siguen las provincias de Huelva (14.450), Barcelona (14.076), Madrid (11.161), Málaga (10.211) y Alicante (8.479).
Las comunidades que encabezan la caída de paro registrado son Andalucía (-27.674), Cataluña (-12.645) y Madrid (-10.965).
La temporalidad fue del 90,6% en Andalucía, el 95,8% en Baleares, el 84%, y en Cataluña, el 87%.
El comportamiento de la afiliación en el turismo se traduce territorialmente en las mayores caídas del desempleo: las comunidades que encabezan la caída de paro registrado son Andalucía (-27.674), Cataluña (-12.645) y Madrid (-10.965). Afinando un poco más, cruzando la variable territorial con la del sector servicios, de nuevo las mayores caídas del paro coinciden en Andalucía (-21.651), Baleares (-9.360) y Cataluña (-10.451).
 

 

     La coincidencia en subida de la contratación y caída del empleo en las zonas más turísticas también tiene su eco en las modalidades contractuales. De los contratos registrados en abril (1,29 millones), el 90,6% fueron temporales (1,17 millones). En Andalucía, ese porcentaje alcanza el 95,8% sobre los 327.304 contratos; en Baleares, el 84%, y en Cataluña, el 87%. Según el profesor Duro, en ello tiene que ver la estacionalidad de la industria turística, que no ha mejorado respecto a antes de la crisis. Y ello conlleva un peso elevado de la temporalidad. “Las empresas han racionalizado sus recursos. Tal vez no se necesitaba el volumen de trabajadores de 2007, pero preocupa que los salarios hayan bajado”, dice Francesc-Xavier Valls.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

También te puedes interesar

¡Suscríbete y no te pierdas nada!

Tranquilo no te mandaremos SPAM