¿Por qué el alto fracaso escolar?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
¿Cuál crees que son las causas del fracaso escolar?
 
 El estudio “Mejoremos” parece tenerlo claro, veréis que es más sencillo de lo que puede parecer:
Para reducir el fracaso escolar nada como mejorar las técnicas de estudio.
Las técnicas de estudio y los hábitos de trabajo en el ámbito escolar son factores clave para lograr el éxito escolar. Esta es la principal conclusión del estudio “Mejoremos”, una iniciativa impulsada por la Asociación Educativa y Formativa TBCLASS de Les Franqueses del Vallès
(Barcelona) que recoge las opiniones de 25.000 alumnos de secundaria recopiladas por profesores, educadores y psicopedagogos durante tres años en esa provincia.
El coordinador del proyecto y también profesor de secundaria Antoni Argent, ha explicado a la agencia EFE que las encuestas constatan que “hay una gran falta de hábitos de trabajo y de estudio y también de motivación e interés”. En este sentido, los docentes consideran que sería necesario crear materias relacionadas con las técnicas de aprendizaje, el estudio y la actualidad.
Estudiante con poco tiempo para estudiar

 

Las conclusiones del estudio y las propuestas de mejora han sido editadas en un libro que se ha hecho llegar a diversas instituciones. Argent señala que “de las propuestas que hemos hecho al Departament d’Ensenyament se han adoptado un par, como el aumento de horas de matemáticas y la de realizar un curso de dos años de duración para los profesores que quieren dedicarse a la tarea docente”.
Entre estas otras medidas para reducir el fracaso escolar destacadas en el documento se encuentran disminuir el número de alumnado por aula; invertir más recursos y mejores, crear una nueva estructura académica en Primaria con dos ciclos de tres cursos cada uno y que los estudiantes que no superen el segundo ciclo realicen un curso de preparación para la secundaria. Otro aspecto clave para garantizar el éxito académico es la implicación de las familias y los docentes, así como mejorar la formación inicial del profesorado para lograr unos profesionales más motivados y con una clara vocación por la enseñanza.

 

Por último, el estudio destaca la incidencia de la crisis económica en el ámbito escolar y especialmente, en la falta de expectativas de futuro del alumnado. Antoni Argent declara que “hemos visto, además, que se ha de intentar ayudar tanto a los alumnos con dificultades y transtornos de aprendizaje como a aquellos que tienen altas capacidades”.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

También te puedes interesar

¡Suscríbete y no te pierdas nada!

Tranquilo no te mandaremos SPAM